¡10 trucos para ahorrar en tu factura de la luz!

¡10 trucos para ahorrar en tu factura de la luz!

Si quieres ahorrar a partir de ahora en tus facturas de la luz, te enseñamos cómo hacerlo con unos consejos muy prácticos, para que puedas aprovecharlos de la mejor manera posible, adaptándolos a tus propias necesidades.
Si sigues el paso a paso, verás que empiezas ahorrar un poquito más mes a mes. Como todo es empezar e instalar nuevos hábitos y rutinas, que posteriormente, cuando te encuentres con los resultados te harán sentir muy bien.
 
1- Cámbiate a las bombillas LED. Es una inversión que te saldrá a cuenta a largo plazo, gastan mucho menos y tienen mayor vida útil. 
 
2- Evita el consumo fantasma. Cuando estás durmiendo por la noche, y dejas, por ejemplo, el televisor, la impresora, o el ordenador en reposo o en “stand by”, o incluso el móvil con carga finalizada, estos siguen consumiendo. Para resolver este problema, existen alargadores eliminadores de stand by que se aseguran de apagar tus aparatos cuando detectan que no están en funcionamiento, también tienes los más rudimentarios que los puedes apagar manualmente. 
 
3- Usa más la luz natural. Seguramente te has descubierto algunas veces encendiendo por inercia la luz durante el día, en una zona donde no es necesario ya que hay visibilidad. 
 
4- En verano, utiliza más la ventilación casera. Procura abrir ventanas, bajar entre medio toldos y cortinas para que no entre directamente la luz del sol, y ventila por la mañana y por la noche. 
 
5- Si utilizas aire acondicionado no lo bajes de 26º. Cada grado que disminuyas supondrá alrededor de un 8% más de consumo.
 
6- En invierno, aprovecha las horas de luz natural, levantando las persianas al máximo cuando dispongas del calor del sol, y bajando persianas y cerrando cortinas en las horas oscuras. Hay que utilizar los recursos naturales al máximo.
En caso de tener calefacción, mantenla moderada y estable alrededor de los 20 grados, utilizando prendas adecuadas a la estación del año. Por la noche evítala y utiliza más ropa de abrigo para la cama y pijamas gruesos.
 
7- Aísla tus puertas y ventanas. ¿Cómo? Muy fácil y económico. Compra una pistola de silicona, (en las ferreterías las venden y hay precios variados, pero puedes adquirirla por menos de 10 euros) o un poco de masilla y ponla alrededor de tus ventanas si es necesario. 
 
8- Alfombras en habitaciones y comedor. Estas ayudan a mantener el calor, ya que el frio entra a través del suelo y ventanas.
 
9- Revisa si tu potencia y tu tarifa es la adecuada para ti según tu consumo habitual. Tenemos otro artículo donde te lo explicamos detalladamente. 
 
10- El truco de la lavadora. Hoy en día existen quitamanchas y jabones muy buenos, no tenemos porque lavar toda la ropa a altas temperaturas, cuánto más baja esté más ahorraremos.
 
Algunos puntos pueden parecer muy básicos, pero si los haces, ten por seguro que tu consumo anual se puede reducir considerablemente.
Diferencia entre darte de alta y cambiarte de comercializadora.
Anterior

Diferencia entre darte de alta y cambiarte de comercializadora.

Stand by: El enemigo fantasma de tu factura de la luz.
Siguiente

Stand by: El enemigo fantasma de tu factura de la luz.

Llama al 900 811 473 o te llamamos cuando quieras