¡Entiende de una vez por todas tu factura de la luz!

¡Entiende de una vez por todas tu factura de la luz!

¿Eres de los que cuando mira su factura de la luz no entiende ni la mitad de cosas?

Esto se acaba hoy. Te vamos a desvelar el misterioso secreto que entrañan los conceptos que aparecen detallados en tu factura de la luz, para que empieces a darle un sentido.

En Lumisa siempre predicamos que el conocimiento es poder, y que para mejorar algo, primero tenemos que tomar conciencia de qué es lo que no funciona.

¡Vamos allá! Para empezar, vamos a poner nuestra factura ejemplo:

¿Qué son los datos del suministro?

El punto de suministro es el lugar físico donde se encuentra el contador, es decir, tu casa. En este apartado constarán los datos personales del titular, que es el responsable que se hace cargo de las facturas.

Lo más relevante que debes saber:

  • El número CUPS que es imprescindible para cualquier consulta o gestión que desees realizar.
  • La tarifa de acceso a la red, es la tarifa que tienes contratada, de ello dependerá que dispongas de discriminación horaria o no, y la franja de potencia que tengas estipulada.
  • Potencia contratada, será la que se eligió en su día con la compañía en función de las necesidades y dentro de la franja de tu tarifa. Por ejemplo, si dispones de una tarifa 2.0A, significa que tu potencia puede ir desde 0,34 kW hasta 10 kW. Según tu consumo energético habitual, puedes optar a una potencia u otra, en un piso medio, suele rondar los 5 kW. Es importante ya que hay personas que tienen contratada una potencia muy por encima de lo que necesitan. Tenemos otros artículos con tips en los que te ayudamos a descubrirlo.

Tanto el número de factura, como de contrato, son para que podamos hacer gestiones con nuestra comercializadora con mayor agilidad.

Lectura del contador:

1. La lectura nos dirá cuánto hemos gastado exactamente durante el periodo de facturación que viene especificado en la parte superior de la hoja.

2. Como podemos ver hay diferentes periodos: Valle, Punta, Llano, y variarán en función de si tenemos contratada la tarifa con discriminación horaria (estaría especificado como 2.0DHA, 2.1DHA o 3.0A) que nos divide los periodos según las horas, o sin discriminación, que tiene el mismo precio las 24 horas del día.

Lo sabemos mirando el concepto tarifa de acceso, en este caso en particular, es una 2.0A, es decir, sin discriminación horaria. Por lo tanto, aparece el consumo en “Llano”. Si fuese con DHA, aparecería desglosado en los distintos periodos según la tarifa y el gasto que hubiese tenido en cada uno de ellos.

3. Debajo de este tenemos:  ​

  • El consumo actual (que es lo que llevamos gastado desde el día que nos dimos de alta hasta el día de hoy).
  • El consumo anterior (que es el que se facturó el mes pasado o la última factura que recibiste).
  • Se resta entre los 2, y se consigue el consumo que ha habido entre uno y otro, que será el que tengas que abonar. Está en el concepto “consumo” en negrita para que no te confundas.

4. Procedencia de la lectura: La lectura puede ser real o estimada.

  • Cuando sea real querrá decir que es la que hemos gastado exactamente, ni un kW de más ni un kW menos.
  • Cuando nos pone que la lectura es estimada, es que por el motivo que sea, la distribuidora no ha podido hacer la lectura de nuestro contador, o que disponemos del contador digital, sin tener activada la telegestión.

Por lo tanto, si la lectura es estimada, se hace una estimación del gasto, calculando la media de las facturas anteriores. Cuando esto sucede, hay que enviar la lectura real a nuestra comercializadora para que paguemos lo que realmente es, porque de otra forma, puede que estemos pagando más de lo necesario. Si fuese el caso, podríamos comprobar y activar en nuestro contador inteligente la telegestión para que se enviara automáticamente.

La facturación al detalle:

El cobro depende de 2 términos: la potencia y la energía.

La potencia es como hemos explicado la que contratas, y siempre se te cobrará, aunque hayas consumido 0 kW.

Por eso es muy importante que tengas la adecuada, porque si contratas de más estarás malgastando. Tenemos un par de artículos que hablan de ello a fondo: “Bajar la potencia: ¿sí o no?”, “Cuál es la potencia adecuada para mí?”.

  • Término de potencia: es el resumen de la potencia que tienes contratada por los días en los que se ha generado la factura, el precio que tiene el kW.
  • Término de energía: Los kWh consumidos en término de energía con su precio correspondiente.

Otros conceptos:

  • Impuesto sobre electricidad: es un 5,11% fijado por el estado.
  • IVA: es el 21% y también lo fija el estado.
  • Alquiler de equipo de medida: si no tienes un contador propio, tienes que pagar a tu distribuidora por el alquiler del equipo de medida una pequeña cantidad mensualmente.

Historial de consumo:

Hay un gráfico para que puedas comparar el consumo con tus otras facturas anteriores.

Datos de pago:

Te aparece el importe final que es el que te van a cobrar, y tus datos bancarios. Seguidamente visualizas los datos de atención al cliente, y el número de servicios de averías para cualquier problema que pudiese surgir.

Esta información puede variar según la compañía, hay algunas que sale la información repetida de diferentes formas, o más desglosada, y varios meses juntos, en vez de uno, pero nosotros apostamos por la claridad y la sencillez.

No queremos engañarte, sino que lo entiendas todo de la mejor manera posible, para asegurarnos de que gozas de lo que más te conviene en tu caso particular.

Esperamos haberte despejado la incertidumbre.

 

 

Como ahorrar con la tarifa de discriminación horaria.
Anterior

Como ahorrar con la tarifa de discriminación horaria.

Gestión de acometida.
Siguiente

Gestión de acometida.

Llama al 900 811 473 o te llamamos cuando quieras