¿Qué electrodomésticos gastan más luz?

¿Qué electrodomésticos gastan más luz?

Si te ha llegado alguna factura con un coste elevado, y no entiendes el porqué, es posible que hayas consumido más energía durante ese periodo de facturación. Por ello, te daremos las claves para que tu consumo no sea elevado y de esta manera reducir el importe del recibo de la luz.

La factura de la Luz se divide en dos términos. El término de potencia, que es la potencia contratada el cual es un precio fijo, y el término de energía mediante el cual se cuantifican el número de kWh consumidos durante el periodo de facturación. Por lo tanto, el precio de tu factura dependerá de los kWh consumidos en cada periodo de facturación.

Para un ahorro óptimo en tu hogar es muy importante saber cuánta energía consume cada electrodoméstico. Según datos recogidos de la OCU (link) el consumo anual de una vivienda es de 9.922 kWh y el gasto es de 990 € anuales. Eso sí, las viviendas unifamiliares consumen el doble de energía que los pisos.

¿Qué electrodomésticos consumen más energía en nuestro hogar?

No sólo tendremos en cuenta el consumo en kWh que realiza cada electrodoméstico, sino además el uso diario que le demos y su duración.

Una de las claves para el ahorro energético en nuestro hogar es invertir en electrodomésticos altamente eficientes. Ya que aunque el gasto a priori sea mayor, a la larga lo veremos reflejado en nuestra factura de la Luz.

1. Frigorífico.

El frigorífico es el electrodoméstico que más consume, representando el 30% de la energía consumida en tu factura de la Luz. Consume entre 500 A 1000 kWh. 

Si se trata de una nevera con congelador incorporado, es el que más gasta en nuestra factura de la Luz. Y la razón es que a pesar de ser muy eficiente, funciona las 24 horas del día.

2. Vitrocerámica.

La Vitrocerámica es el segundo electrodoméstico que más consume, ya que ronda los 2.200 kWh, siendo el doble que un frigorífico, a diferencia de éste, el uso no es prolongado.

Sin embargo, su gasto puede representar más del 15% de tu factura de la Luz. Ahorraremos energía tapando los recipientes de cocción, así como cuanto más pequeño sea el recipiente menos energía consumirá.

3. Televisor.

El televisor es de los electrodomésticos que menos energía consumen, ya que se trata de tan sólo unos 100 kWh, sin embargo, su uso continuo y más en estado Stan by hace que se equipare a otros electrodomésticos de mayor consumo. El gasto de una televisión está entre el 12% y el 55%, dependiendo de la tecnología de la pantalla y sus pulgadas.

La tecnología LED consume un 25% menos que las tecnologias LCD. Para ahorrar energía será imprescindible no dejarlo en función Stand By, es decir, apagarlo completamente. Ya que en ese estado puede consumir un 10% de la energía en la factura. 

4. Lavadora.

La lavadora  el 11% de la electricidad con un consumo de entre 1.200 kWh Y 1.5000 kWh, siendo uno de los electrodomésticos de mayor consumo energético.

Sin embargo, y a diferencia del frigorífico, no es necesario que esté encendido las 24 horas del día, sino en ocasiones puntuales. Si queremos reducir el consumo energético de la misma, deberemos evitar programas de larga duración, así como la utilización de temperaturas elevadas.

5. Horno.

El horno, aunque no sea de uso cotidiano en muchos casos, tiene un gasto energético del 9 %, con un consumo medio de entre 800 y 900 kWh. Esto es debido a que se da uso en pocas ocasiones, pero en el momento en el que se le da es un uso prolongado. 

Para evitar sustos en tus facturas de la Luz, evita abrirlo mientras esté encendido ya que cada vez que se hace se desperdicia un 20% de la energía acumulada, así como apagarlo antes y así aprovechar su calor residual. 

6. Calefacción eléctrica.

La calefacción en invierno consume un 9% del consumo total de tu factura de la Luz.

Es por eso, que deberás evitar dejarla encendida durante un largo periodo de horas así como aislar la vivienda mediante el uso de tejidos, tales como alfombras y cortinas gruesas.

7. Microondas.

El microondas consume en torno a los 800 y 900 kWh, siendo muy parecido al gasto energético del horno. 

En algunos casos, puede suponer un consumo del 7% del total de los electrodomésticos. 

8. Lavavajillas.

El lavavajillas ostenta un gasto del 6 % de energía en tu factura de la Luz con un consumo de alrededor 1.000 kWh. Sin embargo,  dependerá cada caso según el número de personas que vivan en ese domicilio y la frecuencia de uso. 

Es por ello, que si son pocos será siempre mejor lavar a mano.

9. Secadora.

En cuanto a la secadora, suele utilizarse más en la época invernal, por eso, tiene un gasto energético del 3%. Es uno de los electrodomésticos que menos consumen en nuestro hogar.

10. Aire acondicionado.

El aire acondicionado tiene un consumo de unos 170 kWh. En época estival suele producirse un aumento del mismo, es por ello que opta siempre por un aparato eficiente. 

Evita dejarlo encendido durante un largo periodo de tiempo, así como darle uso nocturno.

Que ocurre con aquellos que están en estado de “stand by”.

Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) entre el 7€ y el 10 € del consumo energético de tu hogar pertenece al gasto en Stand by. 

La función de “Stand By”, es decir, el modo en espera está presente en muchos de los aparatos eléctricos que tenemos en nuestro hogar. Según un estudio del Laboratorio Nacional de Lawrence Berkeley (LBNL)  determinó que entre un 10 y un 20 % de la energía consumida mensualmente procede de los aparatos eléctricos que se mantienen en función de “Stand by”.

El microondas, además de suponer un gasto energético en su uso cotidiano, también consume si está apagado, implicando un consumo de 4 W cada hora, incluso hasta 25 W si se deja la puerta abierta.

Aunque el televisor no esté en funcionamiento, si lo dejamos con el piloto rojo puede llegar a consumir unos 6 W cada hora.

El ordenador de escritorio es uno de los aparatos eléctricos que más energía gastan, ya que en modo hibernación consumen alrededor de 21 W a la hora, y si está encendido y con la pantalla apagada puede llegar hasta los 70 W la hora.

El ordenador portátil en modo “Stand by” puede consumir unos 16 W, así como 9 W por hora que consume si se mantiene enchufado.

Los aparatos de música cuando se mantienen enchufados pueden llegar a consumir unos 14 W por hora, aunque estén apagados.

Las cafeteras eléctricas pueden llegar a consumir más de 1 W por hora si las dejas enchufadas.

Una Videoconsola tiene un gasto de 4 W a la hora contando sólo el aparato. Sin embargo si se deja en modo “lista para su uso” puede llegar a los 20 W.

  

Evita dejar el cargador del móvil enchufado ya que de esa manera sigue consumiendo energía

Las regletas que llevan incorporados varios enchufes también consume. Por eso, intenta comprar aquellas que dispongan de interruptor de encendido y así únicamente utilizarla cuando sea necesario.

En Lumisa siempre queremos lo mejor para ti, y a modo de resumen te daremos unos consejos útiles que harán que disminuya tu factura de la Luz!

Comprar electrodomésticos con una calificación energética A.

No dejar aparatos eléctricos en función Stan by. Desenchufarlos cuando no les demos uso. 

En invierno aislar tu vivienda con tejidos gruesos, alfombras o cortinas gruesas.

En verano, encender el aire acondicionado durante un corto periodo de tiempo y cerrando todas las puertas y ventanas.

Utilizar programas cortos y en frío en la lavadora, así como llenarla al máximo.

Mantener el congelador limpio, y la nevera  a una temperatura entre los 3 y los 7 grados

 

Icons made by Freepik from http://www.flaticon.com
Lectura estimada, el porqué y como solucionarla.
Anterior

Lectura estimada, el porqué y como solucionarla.

Llama al 900 811 473 o te llamamos cuando quieras